BANGKOK II Conexión Laos y Myanmar

IR A MYANMAR DESDE TAILANDIA

Ir a Myanmar es una aventura sea como sea. Myanmar es un pais que ha sufrido un bloqueo debido a su dictadura militar durante décadas y ahora se están abriendo lentamente al mundo.

Prácticamente todos los países son enemigos y quizá el paso por Tailandia es un poco mas accesible. En todo caso las opciones son pocas ya que solo mantienen 3 pasos abiertos y suele ser complicado entrar.

Para empezar nos pedirán un VISADO para entrar en Myanmar. Un engorro que cuesta 50$. En la frontera terrestre (solo por carretera) te podrían hacer perder un día para pasar. Igualmente, como hemos dicho es un país que se esta abriendo lentamente y las condiciones pueden cambiar.

Baus to Bagan, Myanmar
Bus from Yangon to Bagan

Por aire hay muy pocas combinaciones y casi todas pasan por salir desde Bangkok o previamente hacer escala en Bangkok. Los precios de los vuelos que no salen de Bangkok se multiplican por cuatro así que decidimos hacer de Bangkok nuestro campamento base en nuestras visitas a Laos y Myanmar.

 

No teníamos por que ir a Tailandia pero no hay vuelos económicos de Malasia a Laos ni a Myanmar y es imposible llegar a Myanmar desde Laos por que son enemigos y no tienen ningún tipo de comunicación directa posible (hay que pasar por otro país antes).

IR A LAOS DESDE TAILANDIA

Hay varias opciones para ir a Laos desde Tailandia, Las fronteras terrestres están abiertas así que (previo pago de ——) no hay problema para cruzar las veces que sea necesario. Puedes pasar por tren, autobús y avión. Nosotros elegimos por autobús.

Llegamos a BKK Don Mueang a las 9 de la mañana desde Myanmar y nos informamos de las posibilidades llegar a Vientiane. Por tren llegando hasta Nong Kai. Una ciudad en la frontera con Laos y de ahí tomando otro tansporte en dirección a tu destino, tras pasar los controles y pagar 36$ o 350mil kyats o bien 35euros como fue en nuestro caso ya que en kyats son 40 euros.
La otra opción y mas sencilla es ir a Vientiane con un BUS NOCTURNO (otra vez) por 23euros que nos dejara alla a las 7 de la mañana tras pasar los controles.
De Don Mueang en tren vamos a la estación Mo Chi donde dejaremos nuestras mochilas y sacaremos el billete a Vientiane por otros 22 euros a las 8pm. Tras dejar todo atado nos vamos en el bus 3 a Khao San a terminar las compras por parte de Male y por mi parte a tomarme una Singha viendo a la gente caminar por la calle. Algo que me encanta y que practico con asiduidad.

Lao bus
Bus a Laos

El bus tarda 1,5 horas en llegar a Mo Chi por el caos que hay a esa hora de la tarde y nos subimos a nuestro bus. llegamos a Vientiane y decidimos que no nos subimos a otro bus por 8 horas mas que dura el trayecto para llegara Luang Prabang. Asi que decidimos relajarnos y tomar algo en alguna de las magnificas cafeterías de la ciudad y visitar un poco los pocos puntos de interés que ofrece la que dicen es la capital mas tranquila del mundo (así lo pareció)
Paseo por los Wats la enorme avenida poco transitada que une el palacio real y subida al arco. Después de hacer esto con un calor bochornoso de mil demonios decidimos ir a la cafetería tipo starbucks donde empezamos la jornada que ademas esta justo al lado del punto de recogida par nuestro 3er bus nocturno seguido. Dirección Luang Prabang por 170mil Kyats a las 8pm. Nos guardaron las mochilas durante el día de paseo por la capital.
En la estación después de 2 días de dormir en buses no acabo de resignarme a viajar mas horas sin ducharme y hago lo que llamaría mi buen mejor amigo Sergio Cabaleiro una Meyerada. Voy a lavarme los piños al baño y veo que hay una manguera con la lavan el suelo así que vuelvo a mi mochila y cojo una camiseta que he comprado por la tarde y otra vez en el baño (tras pagar 2 mil Kyats otra vez) tiro la manguera por encima de un bańo y me doy una ducha con un poco de detergente que habían dejado para lavarse las manos. Me ducho 2 veces de lo sucio que estaba. Me pongo la poca ropa limpia que tengo y descalzo me subo al bus desde donde estoy escribiendo esta parte del blog.
Por cierto el sleeping bus son camas de verdad que se comparten. En este caso yo con mi primo. Si vas solo no se que pasaria.

En Bangkok pasamos el día intentando solucionar el tema de mi visa a la India que nunca llego y fuimos a la embajada. De ahí al hotel. Tuve que enviar un formulario de 4 paginas con escaneo de mi pasaporte al formato y tamaño requeridos (me llevo recorrer 4 sitios) y una foto tamaño carnet subida (al tamaño y formato requerido también) y gracias a Dios disponía de varias fotos tamaño carnet y un poco mas grandes que es al tamaño que me piden que pegue en el formulario impreso después de pagar 50 euros a ver si hay suerte y me la aprueban.
Hubo suerte pero no tanta ya que llego con 4 horas de retraso y no pude tomar el vuelo así que a la mañana siguiente fui con Male al aeropuerto a despedirlo y a arreglar mi cambio de vuelo.
Esta es la segunda vez que se nos plantea un cambio de vuelo con Air Asia (vease el día fatídico de la vuelta desde Taman Negara en Malasia) y he de decir que las dos veces en diferentes paises nos dieron opciones a precios razonables. Increíble el trato que da y las condiciones de una compañía low cost. Recordar que los vuelos van desde 30 a 160 euros(en promoción) por todo Asia.
Me dieron un papelito que explicaba que tenia el vuelo abierto por una semana. Al salir del aeropuerto recibí el menaje de la aprobación de la visa. Entre y me informe de lo que tenia que pagar y como hacerlo. La solución era llegar 3 horas antes a coger el siguiente vuelo y de esa forma salía mas económico, así lo hice.
Volví a Khao San y cambié D&D por uno hotel en la calle paralela mas económico, de ahí me fui a Chatuchak. Al día siguiente pasee por Bangkok y a las 6 llegue al aeropuerto con intención de tomar el vuelo de las 9pm que hacia escala(como todos) en Malasia (Kuala Lumpur) y llegaba a Kochi por la mañana. Pasé la noche en el comodo aeropuerto de Kuala Lumpur con wi fi gratis que va que vuela, con varias cafeterias abiertas para poder comer o beber. Con muchos asientos acolchados donde poder descansar.