French POLYNESIA (Tahití)

TAHITI

Llegue a Tahití a la 1 de la noche así que lo que hice fue dormir en el aeropuerto hasta la hora de buscar algo. A las 7 me fui a Papeete y lo mas barato que encontré fue 2700fcx por noche en un hostel sin wifi. Me pareció caro, así que el mismo hombre del hostel me dijo que me fuera a Fifi que esta en el aeropuerto. Me fui porque en mi viaje voy contratando las cosas por internet y necesitaba wifi y no podía pagar 5euros la hora de wifi…
Llego a Fifi que esta justo enfrente del aeropuerto y la mujer me pide 2300/noche es una casa grande con un dormitorio y varias habitaciones. En la casa también vive Fifi y su familia. Ella habla bastante bien ingles. Fifi es una señora de unos 45/50 años de unos 150 kilos que va conectada a una maquina de oxigeno y que no tiene dientes.
Las camas del dormitorio son unas malas y las otras peores. La pensión esta enfrente del aeropuerto así que los aviones despegan y aterrizan cada hora o 2 horas en la noche con el consiguiente ruido y por la noche los cucarachones salen a pasear por el patio y la cocina.
Elegí una cama al fondo de la habitación que tenia un colchón bastante duro y a mi los ruidos me dan igual cuando estoy durmiendo, así que dormí plácidamente. Tiene buena señal de wifi y pude conectarme, averiguar y resolver todo acerca de mi estancia en polinesia y buscar un sitio barato como un camping en Bora Bora.
Como tiene cocina pude comprar y no gastar en comida ya que polinesia es muy cara en ese sentido y además comí algo de carne que compre en “Carrefour” a buen precio y muy buena.
Cuando ya tenia decidido ir a Moorea pase por el aeropuerto y me hablaron de un vuelo a Bora Bora a un precio que me pareció bien así que decidí no pensármelo y cumplir mi sueño y venir a Bora Bora. Era el día de la independencia así que no había autobuses y los Domingos tampoco hay. Así que la opción que tenia para comprarme una tienda de campaña y prepararme para ir a Bora Bora era ir haciendo autostop.
Así llegué al Carrefour; en un Vitara con unas chicas polinesias de no menos de 80 kilos cada una que llevaban un aparato de música instalado en el salpicadero con un ipod que gritaba “Bombastik”. Me sacaron una foto y me dieron el numero de tlf de una amiga suya que busca novio.
En Carrefour compre comida y una tienda de campaña por 18 euros desde donde estoy escribiendo ahora. Volví haciendo autostop y como es lo habitual los que me cogieron eran polinesios. La gente de polinesia son bastante majos y te cogen en la carretera y te ayudan. A veces te recogen incluso sin hacer dedo y te llevan a donde tu quieres ir aunque se tengan que desviar. Menos mal que esta ésta gente aquí por que los franceses en su territorio son bastante comemierdas y arrogantes.
Nunca me ayudó un francés cuando pregunté algo… y es más, me miraron bastante mal cualquiera que fuese mi pregunta. No estaría mal darles de su medicina si pasan por delante tuya necesitando algo.
Por la mañana vi el partido y antes de comprar mi billete intente seguir el consejo de mi compañero de habitación el polaco trotamundos Tom. Fui a Marina Taina a preguntar a los barcos si iban a Bora Bora y si llevaban a un tío como yo. Encontré gente maja que me ayudo al menos hablando conmigo y explicándome que acababan de llegar o que no se iban que no sabían pero que siguiese preguntando. Gente que te mira y te habla como seres normales. Los franceses a los que pregunte unos comemierdas otra vez. No! y casi ni mirarte%85 comemierdas%85
Los que me recogieron en la autopista de ida y de vuelta fueron polinesios, siempre. Y además bastante simpáticos todos.
Como no hubo suerte me saque el pasaje de ida y vuelta en le aeropuerto y me fui a mi pensión a ver el partido de España-Brasil junto con mis otros 2 compañeros de habitación aparte del Polaco Tom. Rafael, un judío de 82 años, retirado, con pasaporte americano, que ha viajado por todos los países del mundo 108 países dice el, 6 pasaportes completos con 8 sellos en cada pagina. Muy simpático el tipo.
Y el otro compañero es el brasileño gordo que no cabía en el asiento del avión que iba sentado al lado mía, al que tuve que levantar casi a la fuerza de mi asiento de ventanilla y que se paso todo el viaje intentando ganar espacio apoyándose en mi. Casualidades de la vida, el gordo este aparece por la pensión al día siguiente de mi llegada.
Pues ese día van los idiotas de los españoles y pierden contra Brasil además jugando mucho peor%85 en fin.
A las 5 tome un vuelo destino Bora Bora en avión de hélices como el de Lombok – Bali pero mas grande en esta ocasión.

 

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *