BORA BORA

Llegue a Bora Bora y no había nadie en el aeropuerto a recogerme como me habían dicho así que tome el barco gratuito que te lleva a la isla principal (el aeropuerto esta en un motu) y allí tampoco había nadie. Sin señal en mi móvil y sin internet vi algunas cabinas cerca pero tienes que comprar tarjetas%85y un Domingo a esas horas esta todo cerrado. Pregunte a unas chicas locales donde dormir o encontrar un sitio donde llamar o un sitio con wifi o internet y llamaron desde su teléfono al camping. Allí espere a que vinieran a por mi y me llevaron a la casa del dueño del camping en coche donde tiene un embarcadero. Al ratito vino un chico que se llama como la pequeña isla hermana de Bora Bora; Maupiti. Me plantaron un frontal en la cabeza y me subí a la barca en dirección al motu donde esta el camping.
El océano embravecido rompiendo contra el borde del motu con Raiatea de fondo
Cuando llegue allí después de 15 min en una barquita por la laguna en la oscuridad total, flipe. En el camping vive Maupiti y su amigo Mau%85 y ya esta. El único cliente que había era yo. Ningún mochilero llega tan lejos%85 es muy caro. Yo solo, en el camping viviendo con dos Robison Crusoes. No tienen, ni se preocupan por las chicas. No ven la TV (ni tienen), ni oyen la radio… Por supuesto no saben lo que es un ordenador. Todo el día en bañador o en gayumbos comiendo con las manos. Preocupándose de pescar y cocinar y mantener su casita%85 Nada mas. Chicas%85 no, no%85 no. Fiesta Maupiti? hmm%85. Internet what???? no internet here%85no. Después de cenar me fui a dormir y cuando me voy a meter en mi tienda miro al cielo y veo algo que jamás había visto en ninguna otra parte del mundo. Nunca jamás había visto algo ni parecido. Ni en los campos del norte de USA donde vivi, ni en Argentina, ni en Vietnam o Tailandia o Bali%85 Nada parecido a las miles, millones de estrellas que brillan en el cielo de Bora Bora. Por que aquí se ven así??? Ni puta idea. Ni idea. Pero juro que brillan mucho mas intensamente que otras zonas y que se ven mas y mas claramente. Pero mucho mas. Sobre todo hay una zona que desde mi perspectiva en el motu hace una diagonal desde el horizonte y que va desde el SUR en dirección NORTE. Esa diagonal la miro todas las noches y es prácticamente una vía, un camino hecho de estrellas. Miles de estrellas muy juntas las unas a las otras%85
Cuando me desperté al día siguiente pude ver donde me encontraba%85 Me despertó Maupiti sobre las 8 por que iba a la isla y cuando salí de la tienda realmente vi lo maravillosa que es esta isla. La laguna tiene esos colores turquesa y azul que todo el mundo que ha pasado por aquí habla de ellos y que parecen los colores mas intensos y brillantes que puedas encontrar. Colores que parecen absurdos. La montaña tiene esa forma extraña de semicírculo llena de bordes y puntas. Una gran roca tapizada de color verde. Los motu de alrededor de la isla son zonas con playas de arenas blancas y muy verdes, con mucho árbol y palmeras cocoteras.

Después de comprar comida en la isla, en el motu tuve la oportunidad de hablar en ingles con el vecino y me contó sobre la vida aquí y sobre como hacer snorkel en el motu; bordeando el motu llegas cerca de la barrera de coral que protege la isla del océano y entre la barrera y el motu hay un fondo lleno de corales y peces. Solo hay que caminar lo mas lejos posible y dejarte llevar por la fuerte corriente que va en dirección a mi camping.

Así lo hice, me fui hasta al otro lado y cuando vi que había recorrido mucha playa con fondo con coral me metí. Ahí es otra de las veces que te das cuenta de que te encuentras en un sitio especial y diferente. La corriente no es tan fuerte como la de Fiji y sus mantas-raya pero si es fuerte y te desplaza varios metos por minuto. A una velocidad como si corrieses al trote. El agua es transparente como si fuese la piscina mas limpia que puedas encontrar. Ves a varios metros (20 o 30) sin problema. Los peces parecen suspendidos en el aire ya que no parece que este en el agua. Todo se ve sin distorsión, muy claro. El fondo es de arena coralina de color blanco y hay zonas con diferentes tipos de coral. Es como seguir un camino en un bosque. Te tiras y hay caminos de arena y a los lados como si fuesen árboles hay grandes corales llenos de peces.
Me deje llevar siguiendo los caminos de arena y viendo a los lados el bosque de corales con todos sus peces de colores%85 Maravilloso. Las fotos que cuelgo y el enlace en youtube lo explican mejor.
Volví a mi camping y puse un poco de música y comí un platazo de arroz con pan tahisian y pescado asado en una salsa buenísima invitación del vecino que estuvo hablando conmigo en la mañana. Todo servido sobre unas hojas de palmeras entrelazadas. De restaurante de 5 tenedores.
Después me dio el sueño y me dormí una siestaza y cuando me desperté, vi a lo lejos un niño pescando en la orilla y en el mar algo luchando%85grande. El niño estuvo peleando unos 15 minutos y poco a poco acerco el bicho a la orilla. Lucho tanto que yo esperaba ver un tiburoncito o algo así ya que el animal también movía mucha agua. Me acerque con la cámara y efectivamente poco a poco consiguió traerlo a la orilla y no era un tiburón sino una raya de las que tienen una cola larga con una especie de aguijón al final.
Aquí esta la foto.
Después de tenerla en la orilla y sacarle la foto y tocarla un poco, el chico corto el sedal y el bicho se adentro en la laguna otra vez.
Como yo había cocinado espaguetis para un par de días y no comí por que me invitaron a comer, yo aporte mis espaguetis y ellos cocinaron pollo y una ensalada muy rica y arroz y lo mezclaron en el plato haciendo una montaña y después de rezar, se lo comieron como animales. Esa noche conocí al hijo del vecino que me invito y que habla en ingles también porque estudio en Nueva Zelanda; Hono.
Que días más increíbles. Que bonita experiencia convivir con esta gente en un motu de la isla más bonita del planeta.
Este día fue muy parecido al resto de los días que pase ahí. Otro día di una vuelta al motu… Otro día fui a la isla principal a dar la vuelta entera para explorarla.
Me despierto sobre las 8, desayuno y voy andando durante unos 20 min hasta el arrecife y me sumerjo ahí hasta que la yema de mis dedos parecen pasas. A las 4 horas después de haber entrado y salido del arrecife y haber explorado los caminos laberínticos de los corales durante unas 4 horas vuelvo a mi “casa” y como. Unas veces invitado por los vecinos, otras la riquísima comida de Mau. No tuve oportunidad de cocinar lo que compre. Siempre me invitaron.
Una siesta en una hamaca a la sombra de un árbol… y por la tarde un paseo y sacar fotos con el perro que vivía con nosotros; Aito.
Bora Bora es una isla preciosa que la mires por donde la mires siempre es bonita. Es como una modelo perfecta. Exuberante, sexy, medidas perfectas… los colores… No importa si es un día soleado o una tormenta, siempre sale bien en las fotos.
Los días aquí pasan a otro ritmo. No busques pubs o discos. No busques tiendas, o restaurantes variados… Hay lo justo.
Aquí encontraras relax y unas vistas maravillosas.
Las actividades son caras o carísimas. Todo tiene precio de joyería aquí. Uno de los sitios más caros del mundo sin duda. Recuerdo el precio de la bolsa de Doritos en un supermercado; 5 euros.

Los fondos marinos son increíbles.
No hay Ferry hacia el grupo de islas sociedad compuesto por Huahine, Bora Bora, Maupiti, Thaha’a y Raiatea, pero si hay un ferry entre alguna de ellas. El ferry se llama Maupiti Express. Es muy económico.
Yo no recorrí las islas por que encontré en Bora Bora todo lo que buscaba; Un sitio maravilloso, un trato muy, muy hospitalario, un espectacular fondo marino y a un precio muy razonable en relación al sitio donde estoy.
Estuve 8 días en Bora Bora y me fui con ganas de pasar otros 10 días más, así que me pareció un desperdicio repartir mi tiempo entre otras islas y preferí disfrutar del paraíso que es esta isla.
Sensación que no sentí en mi próximo destino, Hawaii. A los 2 días en Oahu sentí que perdía el tiempo y el dinero.
Aquí tenemos la misma diferencia que en Tahiti; los franceses son unos desagradables y todo lo contrario a hospitarios y los Polinesios son gente muy acogedores.
Es importante saber que los polinesios son un poco salvajes, les gusta comer con las manos mientras hacen todos los ruidos, viven en el mar… Comen mucha fruta y pescado… con las manos.
Cuando salen de fiesta pueden hacer cualquier cosa, beben y se descontrolan… Buscan pelea, se roban…
El ultimo capitulo de mi estancia en Bora Bora fue el día que fuimos de fiesta con Maupiti a las fiestas de la isla, Heiva.
El resumen es una cosa así:
Estuvimos de fiesta en que es el núcleo de la isla principal. Allí habían varios sitios tipo disco. Precios de las bebidas de infarto. Durante la fiesta todo mas o menos normal a pesar de alguna pelea y de algunos empujones. Cuando acabo la fiesta nos subimos en una pick up que se supone iba en nuestra dirección. En mitad del camino una mega pelea en mitad de la carretera y un chico tirado en el suelo inmóvil. Así estuvo hasta que llego la policía y una ambulancia. No tenia buena pinta
Seguimos y llegamos a un sitio donde había mas gente que seguía la fiesta allí estuvimos hasta que se fue la luz de la carretera. En ese momento vi en la oscuridad alguien con una navaja en la mano. Alguien de los 10? que íbamos en la pick up… Pensé que la sacaron para cortar algo… no le di importancia. Volvió la luz y al rato vi a Maupiti, que llevaba dormido en una media hora, sin su mochila al hombro. Lo intente despertar, se me pusieron chulos, dije que llamaría a Noe (el dueño del camping) y me cogí el móvil e hice que lo llamaba y arrancaron la pick up y pararon en la puerta de la casa. Intente despertar a Maupiti y cuando abrió los ojos le grite que no tenia mochila pero iba muy borracho… uno me empujo y salte de la pick up. Maupiti iba a bajarse y le dije que no y le puse la mano para que no bajara y le seguí gritando por la mochila. En ese momento arrancaron la pick up y pararon a unos 50 metros mas adelante… Ahí tiraron a Maupiti. Fui a por el y le dije que le habían robado y lo fue asimilando. entro en casa entro al baño y a los 2 min salió con su moto a buscarlos… pero ya no los vio. FIN
Ósea son muy, muy jodidos cuando beben como me adelanto mi compi Tom en Tahití.
El contraste en esta isla es extremo. La excelencia de los hoteles mas exclusivos del planeta y la gente más rica del mundo y en el otro lado los polinesios.
Gente autentica que conservan la esencia de los indígenas que encontró James Cook. Raciales, un punto salvajes, muy hospitalarios.
COSAS IMPRESCINDIBLES
Navaja multiusos, repelente, gafas de bucear, protector solar, botellita de alcohol, unas sandalias, bolsa estanca para la cámara o movil.

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *